20 jul. 2013

Las operadoras de telefonía se han enzarzado en una lucha de precios, tarifas y despliegue de coberturas para ganar la batalla del 4G y ser quienes consigan más clientes antes que nadie. Vodafone, Orange y Yoigo, ante el silencio de Telefónica, que todavía no ha lanzado su oferta, saben que quien juegue mejor sus cartas se hará con una gran masa de usuarios que posteriormente sólo la portabilidad les podría arrebatar.
La llegada del 4G permite usar Internet en el teléfono móvil a velocidades superiores a los 100 Mbps, o lo que es lo mismo, navegar hasta 10 veces más rápido de lo que lo hacemos en la actualidad. Hasta ahora, la red 3G permitía velocidades de descarga que van desde los 14,4 Mbps hasta los 43,2 Mbps, dependiendo de la zona en la que nos encontrásemos.
La velocidad de la cuarta generación abre la puerta al desarrollo de nuevas aplicaciones y permitirá comercializar más servicios a través de los smartphones y tener acceso por ejemplo a vídeo HD en streaming.
Para disfrutarlo, tan sólo es necesario disponer de un terminal compatible con 4G y una tarjeta U-SIM (la mayor parte de las microSIM y las nanoSIM que circulan en el mercado son ya compatibles) y, obviamente, darse de alta en este servicio con alguna de las operadoras que actualmente lo ofrecen.
De las cuatro grandes operadoras, sólo Telefónica queda, de momento, fuera del juego. La compañía lleva meses trabajando en la nueva generación de telefonía móvil, verificando con sus suministradores que las soluciones de que disponen responden a los estándares del mercado y realizando pruebas pero, de momento, se mantiene a la espera. “Telefónica España está preparada para un despliegue rápido de los servicios LTE, acorde con las necesidades del mercado. No olvidemos que la compañía ha invertido más de 900 millones en el mejor especto en las subastas del año 2011″.
Sin embargo, de momento no hay fecha para el lanzamiento de servicios de internet de alta velocidad a sus clientes. Mientras tanto, las demás operadoras mueven ficha cada día y obligan a sus rivales a tomar nuevas decisiones. De todos estos movimientos, quien sale beneficiado de momento es el usuario, a quien acceder al 4G puede salirle completamente gratis.
A finales del mes de mayo, Vodafone fue la primera en lanzar el 4G para sus clientes en siete ciudades (Madrid, Barcelona, Bilbao, Valencia, Sevilla, Málaga y Palma de Mallorca. Para poder acceder a estos servicios, cobra una cuota mínima de 9 euros en sus planes de precios, aunque hasta el 30 de septiembre, de forma promocional, permite probarlo de manera gratuita.
Orange, la segunda en contratacar ofrece desde el pasado 8 de julio navegación de hasta 150 Mbps de subida y 50 Mbps de bajada de forma gratuita a todos sus clientes, y lo hace de momento en Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Murcia y Málaga. La operadora naranja ha señalado que lo ofrecerá gratis “para siempre” a quienes suscriban un contrato con ella.
Ambas compañías han anunciado que extenderán la cobertura del 4G a una docena de ciudades desde ahora hasta final de año.

El contraataque de Yoigo
La última operadora que ha lanzado servicios de 4G ha sido Yoigo. Desde ayer, los clientes de la compañía que residan en las principales localidades de la Comunidad de Madrid pueden acceder a Internet de alta velocidad de manera gratuita y también “para siempre”. Si bien es cierto que Yoigo ofrece velocidades algo menores, de hasta 75 Mbps, la apuesta de la compañía se basa en ofrecer el plan de cobertura más ambicioso hasta el momento.
Yoigo proporcionará acceso a servicios 4G a todas las ciudades españolas de más de 70.000 habitantes, 133 localidades en total, antes de final de año. Eso supone dar cobertura al 48% de la población española y pone en aprietos a las otras dos compañías, que ahora tendrán que mover ficha.
“Tenemos el plan de despliegue más ambicioso hasta el momento y no cobramos por este servicio, algo que nos diferencia de los demás. Además, nuestro portfolio de smartphones 4G es muy amplio”, nos comenta Enrique Taulet, CEO de Yoigo en España.

Telefónica no entra en el juego del 4G
Mientras tanto, Telefónica se mantiene a la retaguardia, quizá esperando a que se produzca la liberalización de la frecuencia de 800 Mhz, que permitirá un 4G de mayor calidad y cobertura. Durante las últimas semanas se había especulado con la posibilidad de que Yoigo permitiera usar a Movistar su infraestructura 4G, pero finalmente la operadora de origen sueco ha lanzado su oferta 4G, al menos de momento, en solitario.
Telefónica no nos ha confirmado los detalles de estas especulaciones, aunque sí existen conversaciones entre las dos compañías para llevar a cabo posibles proyectos de manera conjunta, tanto en 4G  como en otros ámbitos. No en vano, Movistar y Yoigo ya son socios en roaming nacional, puesto que la filial española de TeliaSonera utiliza la red de Movistar en muchos puntos de España.
“No hay novedades en este sentido”, asegura Taulet. El CEO de Yoigo tampoco nos confirma que se haya llegado a un acuerdo con Telefónica, pero la existencia de contactos entre ambas compañías es más que evidente.
De todas maneras, con el vacío que deja de momento el operador móvil dominante en el mercado español en cuanto a oferta de 4G, las otras tres compañías se preparan para mover ficha y ganar más puntos en la partida. Antonio Coimbra, CEO de Vodafone en España, ya ha dejado caer que en septiembre revisarán las tarifas si sus competidores continúan ofreciendo 4G gratis para adaptarse y que sus clientes continúen sin pagar por estos servicios.
Vodafone, como Orange, también tendrá que acelerar el despliegue de sus áreas de cobertura si no quiere que Yoigo se posicione mejor para ganar la batalla.

El verdadero 4G está por llegar
De todas maneras, estamos solamente en los albores de lo que debe ser el 4G. El despliegue inicial de esta tecnología se ha realizado sobre las frecuencias de 1.800 y 2.600 Mhz.
El desarrollo posterior se agilizará cuando se libere la banda de frecuencias de 800 Mhz, lo que optimizará la eficiencia  mejorará la cobertura en el interior de los edificios.
“Para facilitar el despliegue y hacer llegar estos servicios de última generación a la mayor parte de la población española es necesaria la liberación de dichas frecuencias”, nos señalan fuentes de Vodafone. No es una petición única del operador rojo, sino que es una opinión que comparten el resto de operadoras. La lucha por el 4G no ha hecho más que empezar.




Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario