19 sept. 2013



DHCP (Dynamic Host Configuration Protocol) es un estándar TCP/IP que ha sido diseñado para simplificar la configuración de IP en los equipos cliente de la red.

El trabajo de los servidores de DHCP es la de prestar configuraciones a los clientes. Esta configuracion consta, normalmente, de direccion IP, mascara de subred, puerta de enlace y DNS (aunque este ultimo necesitara un servidor DNS aparte).

http://murillo.homelinux.net/wp-content/uploads/2012/07/DHCP-Server.jpg


Hay que tener en cuenta varios detalles importantes, como lo son el que los clientes deben estar configurados para recibir su configuracion de red gracias a este protocolo. Una mala configuración del servidor DHCP puede dejar a toda la red incomunicada; también recordar que los equipos deben tener un nombre y una dirección IP únicos en la red.

Esta concesión no es eterna; como ya hemos dicho anteriormente, el servidor DHCP "presta" las configuraciones, por lo que también tenemos que tener en cuenta el tiempo de concesión. Ese termino se refiere al tiempo, normalmente días, que el servidor mantiene reservada la confiración para un determinado equipo; podemos hacer que este tiempo cambie y, también, que un equipo tenga siempre la misma configuración. Este aspecto es muy importante en dispositivos que siempre tengan que estar localizables, como impresoras u otros servidores.


Las principales caracteristicas del servidor dhcp son las siguientes:

  • Modelo cliente-servidor.
  • El reparto de configuraciones de red está administrado de forma centralizada.
  • Evita conflicto de direcciones repetidas.
  • Los clientes pueden solicitar una IP al servidor e integrarse en la red.

Antes de comenzar a instalar y configurar nuestro servidor, debemos cercionarnos que no existe ningún servidor dhcp más (la mayoria de los routers y modem tienen un dhcp instalado). Si los hubiese, podríamos crear conflictos no deseados en la red.


 Instalación

 Para convertir nuestro equipo en un servidor dhcp vamos a utilizar el software isc-dhcp-server, que podremos encontrar en los repositorios de nuestro Linux.

sudo apt-get install isc-dhcp-server





 Configuración


Pasados unos segundos tendremos nuestra instalación completada, ahora editaremos el fichero /etc/default/isc-dhcp-server. En la última línea aparece INTERFACES="", para decirle al servidor dhcp cual es la interfaz que vamos a utilizar para repartir direcciones. Yo voy a utilizar mi única interfaz para repartir las direcciones, así que quedará de la siguiente manera:

INTERFACES="eth0"

Después de configurar la interfaz por donde repartimos las configuraciones, es aconsejable que hagamos una del fichero /etc/dhcp/dhcpd.conf por si erramos en la edición del archivo; esta es una práctica aconsejable con cualquier fichero de configuración que vayamos a tocar.

sudo cp /etc/dhcp/dhcpd.conf /etc/dhcp/dhcpd.conf.backup


Con la copia de seguridad ya hecha, podemos entrar a configurar nuestro servidor DHCP, modificando cualquier editor de texto, el fichero que hemos copiado antes.

sudo gedit /etc/dhcp/dhcpd.conf

Al final del documento vamos a introducir lo siguiente:

subnet 192.168.1.0 netmask 255.255.255.0 {
range 192.168.1.10 192.168.1.80;
}
La primera línea indica tanto la dirección de red como la máscara para saber qué tipo de red es; la segunda línea es el rango, ahí ponemos el comienzo y el final del grupo de IP que daremos a los clientes. Como se ha podido comprobar, el rango que he configurado, empieza desde la .10 en lugar de dar como primera dirección la .1; esto se suele hacer para que las direcciones d ela 1 a la 9 puedan asignarse de manera fija a impresoras u otro tipo de servidores.

 También destacamos otras opciones muy importantes, aunque no hayamos tenido que introducirlas.

Domain-name-servers (IP): Aquí introduciremos la dirección que tendrá el servidor DNS de los clientes. Si no tenemos ningún servidor DNS en nuestra red, podemos optar por poner los DNS de Google, que son 8.8.8.8 y 8.8.4.4

Domain-name "nombre.net": Este apartado configurará un nombre de dominio para los clientes.

Default-lease-time (tiempo en segundos): el tiempo que el equipo tendrá la configuración de red que le demos, pasado ese tiempo volverá a pedirla (si no hay ningún problema volverá a recibir la que tenía asignada).

 Max-lease-time (tiempo en segundos): Aquí vamos a configurar el tiempo que el servidor DHCP va a guardar la configuración de red de un equipo. Si un cliente se desconectara durante el tiempo suficiente como para sobrepasar el max-lease-time, el servidor ya no tendría reservada la configuración para él y tendría que pedir otra nueva.


Funcionamiento

Bien, una vez está todo configurado, solo queda arrancar el servicio de nuestro dhcp.

sudo service isc-dhcp-server start
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario