6 ene. 2014

Nuevas filtraciones de los documentos entregados por Edward Snowden revelan que la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) estadounidense está financiando el desarrollo de una supercomputadora cuántica capaz de romper la seguridad de cualquier tipo de codificación. El prototipo pertenece a un programa de 79,7 millones de dólares denominado "Penetrando Objetivos Difíciles".

Multitud de informáticos y físicos especializados aseguran que es improbable que la NSA haya avanzado en este proyecto mas allá de la comunidad científica, y ni por asomo de forma secreta, sino que se está llevando a cabo dentro del laboratorio de física de la Universidad de Maryland.

La computación cuántica promueve radicalmente la capacidad de procesamiento en determinadas áreas y tiene implicaciones en medicina, matemáticas, física, seguridad etc..


Ya hay varias empresas trabajando en este campo: IBM, DARPA, e incluso Google, que anunció en octubre del año pasado su propio laboratorio de computación cuántica para automatizar y optimizar ciertos algoritmos.

La tecnología permitiría resolver algoritmos de codificación que un ordenador convencional estaría limitado por tiempo y capacidad de procesamiento a desencriptar éstos algoritmos y una transacción online habitual tardaría una media de 2000 años.

Esta noticia llega de la mano del veredicto del juez William H. Pauley que legaliza las escuchas de la agencia de seguridad.

La unión americana de las libertades civiles (ACLU, en inglés) alega que el programa de la NSA viola el derecho estatuario y la Constitución de los Estados Unidos.  

Pequeño documental sobre la Física cuántica en el campo de la computación:


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario