11 ene. 2014

Parece casi un tópico que a estas alturas, en el sector informático y sin mejoras que impliquen necesidad de ello, sigan lanzándose al mercado, además a un ritmo vertiginoso, nuevos factores de forma que revolucionan el sector en el ámbito estético y funcional, desde los nuevos dispositivos portables, tablets, periféricos de realidad aumentada y de realidad virtual, etc.

Pero sin duda una de las apuestas más llamativas viene de la mano de Razer, Project Christine es un prototipo de Ordenador Personal Modular, es decir hecho enteramente por módulos con posibilidad de extracción y cambio sin acceder a una parte interna del equipo como haríamos con normalidad, éste proyecto, presentado con anterioridad en el CES 2014 y tenía como objetivo principal atraer tanto a usuarios experimentados en hardware como a otros que aún no sabían montar un equipo, en definitiva una apuesta comercial por el hardware por y para todos los usuarios..

Christine está compuesto de dos pilares fundamentales, su centro de acoplamiento, que se asemeja a una columna vertebral donde acoplar los módulos deseados y necesarios para su funcionamiento, teniendo la posibilidad de adjuntar procesadores, tarjetas gráficas, unidades ópticas, memoria RAM, unidades de almacenamiento masivo, tarjetas de expansión, etc.


Cada módulo es completamente independiente, su instalación es absurdamente sencilla e intuitiva además de la capacidad Plug and play de algunos de sus dispositivos y la sincronización hardware automatizada. Todos los módulos incluyen refrigeración líquida propia lo cual aísla todo ruido propio de un PC convencional y no precisa de cables.

De momento es tan sólo un prototipo, pero si tiene buena acogida por parte de los usuarios, es muy posible que Razer lo comercialice, ya que es, no sólo una apuesta interesante, sino lo que podría convertirse en un cómodo y fiable factor de forma en éste mercado tan exigente




Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario