11 mar. 2014

La entrada original de esta información la podréis encontrar en Historias de una informática, un blog amigo, del que podréis disfrutar también de un contenido de calidad.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Para el primer tutorial que publico, me gustaría explicar paso a paso como hacer un intento de tema para el Windows 7 y para el Windows 8. Pongo “intento de” ya que los temas para Windows que puedes descargar desde la propia web normalmente vienen con una biblioteca de sonidos que se asocian a determinadas acciones (al iniciar sesión, al salir de un programa…) y en este caso solo pondremos los fondos de pantalla, no los sonidos.
Vamos allá.

– Lo primero que tenemos que hacer es crear una carpeta y poner dentro los fondos de pantalla que queramos que se muestren. Si tenemos ya una carpeta con fondos y queremos que sean estos los que se vean, evidentemente este paso nos lo saltamos.
– Lo siguiente que tenemos que hacer es darle click con el botón derecho en el escritorio de nuestro ordenador y seleccionar la opción de “Personalizar” (es la última opción). Entonces veremos la ventana siguiente:

Manual_fondos1


Aquí, en la parte de bajo nos aparece la opción de “Fondos de escritorio” (la que está dentro del círculo rojo). Clicamos en ella.

– Una vez dentro, pulsamos el botón “Examinar…” y seleccionamos la carpeta que tiene nuestros fondos. Veríamos lo siguiente:

Manual_fondos2

Una cosa que me encanta es que te deja escoger las imágenes que quieres que se muestren, cosa bastante útil ya que si no te gusta una imagen, con quitarle la selección bastará.

– En este punto solo queda hacer una cosa: seleccionar la posición de la imagen (por si la imagen no tiene una gran resolución) y cada cuanto tiempo queremos que se cambie por otra. También tenemos la opción de que las imágenes se vean en orden aleatorio para así no sabernos de memoria la imagen que nos saldrá después de la que tenemos puesta (después de un tiempo, al final te la sabes).

– Ahora solo tenemos que darle a “Guardar cambios” y nuestro tema nos aparecerá en la ventana principal aunque se mostrará como “Tema sin guardar“.

Como recomendación final, diré que si queremos utilizar este tema para más adelante, lo que debemos hacer es guardarlo. Si no lo hacemos y creamos otro tema con otros fondos distintos, borraría los fondos que habían antes y serían estos lo que aparecerían dentro de “Tema sin guardar”. El método de hacerlo es tan fácil como pulsar “Guardar tema” y poner el nombre que queramos a este tema.

Manual_fondos3

Y hasta aquí el tutorial. Espero que os haya gustado y os haya sido útil.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario