1 abr. 2014

Eticom-Som Connexió,   es una cooperativa de consumo, que quiere ser proveedora de servicios de conexión a Internet y de telefonía fija y móvil con parámetros éticos, sociales y colaborativos. Es otra más de las  iniciativas que han surgido en la sociedad civil  y que van más allá de proveerse de un servicio y satisfacer una necesidad, son plataformas de cambio social.
Esta nueva cooperativa, presentada hace una semana en Cataluña, pretende aglutinar una base social con la que avanzar hacia la soberanía de las infraestructuras de las telecomunicacionesy promover un modelo económico basado en la justicia social, la sostenibilidad ambiental y la construcción comunitaria, según sus estatutos.
Eticom
Se trata de la primera cooperativa de ámbito nacional que busca penetrar en el mercado de las telecomunicaciones, y lo hace siguiendo el  modelo de la cooperativa de energías renovables Som Energia, u otras iniciativas de economía social y solidaria como Fiare o Coop57.
Entre sus objetivos está reducir los impactos  sociales que genera el sector de las telecomunicaciones. Impacto relacionado con el alto índice de quejas de los usuarios y el alto grado de insatisfacción que generan las promociones fraudulentas, la mala calidad del servicio y el precio que cobran las operadoras en España, uno de los más altos de Europa.
Persigue también que sus asociados puedan pagar los costes reales del servicio que se necesita y que se usa y su premisa fundamental es ofrecer el servicio al mejor precio, “sin que por ello se produzcan injusticias en la cadena de valor”.
Aunque se ha constituido en Cataluña, el proyecto será nacional. Ya tienen socios fundadores en Galicia, Euskadi y Madrid. En estos meses, están reuniendo capital humano y capital económico. Para participar como socio fundador y como socio consumidor es necesario abonar la cuota mínima de participación de 100 euros.
La cooperativa ofrecerá, a precios de mercado, conexión a internet y fijo, así como telefonía móvil a través del arrendamiento de las infraestructuras de Orange, ya que crear su propia infraestructura para móviles no es viable económicamente. Tampoco creen que sea ético desde un punto de vista ecológico y de sostenibilidad poner más antenas en la naturaleza, existiendo una red como la que existe. En este sentido, uno de sus retos es reivindicar una red pública, como existe en Reino Unido.
En una primera fase, hasta alcanzar los 450.000 euros de presupuesto inicial que precisan para cubrir los costes de infraestructuras, el servicio lo proveerá una PYME que se ha convertido en socio tecnológico del proyecto. El colectivo aspira a largo plazo a unir también personas de fuera de España.

Fuente: 20minutos
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario